CIRCO FUENTES GASCA DESMIENTE AL INCAUTACIÓN DE LOS TIGRES BLANCOS

Fernando Herrera se identifica como secretario del Sindicato Circense y cree necesario hacer uso de su cargo para desmentir en forma tajante a Ecópolis, ONG que, según él, no sólo falseó en forma grosera la realidad sino que, con una acción que califica de un “montaje”, puso en peligro la integridad física de los trabajadores del circo “Hermanos Fuentes-Gasca”. Dice que, al miedo vivido hace unos días en los estacionamientos del Mall Plaza Quilín, le siguió luego el estupor de ver en la prensa una noticia absolutamente falsa.

“Se dijo que un fiscal, acompañado de carabineros, cumpliendo una orden judicial, le había requisado los animales, específicamente los tigres de Bengala, al circo mencionado, lo que no ocurrió jamás”, señala Herrera.

Su versión, efectivamente, difiere de la entregada por la ONG Ecópolis a la prensa. Cuenta: “Estando el circo en proceso de traslado desde el estacionamiento del mal rumbo a Buin llegó efectivamente un abogado, quien se identificó como Manuel Aburto Contardo, supuestamente a incautar los animales. Iba acompañado de tres canales de televisión, seguramente alertados de la acción que se iba a efectuar, y de un grupo de personas que, al ver que el camión con los animales iniciaba su marcha, lo atacaron a pedradas, con todas las consecuencias que una acción de este tipo supone”.

 
Para Herrera, informado de los hechos, todo fue muy violento. Y además irregular. Señala: “Efectivamente, el señor Aburto dijo portar una orden de no se sabe quién para incautar los tigres, pero sólo la exhibió, sin que nadie pudiera leerla”.

El secretario del sindicato circense está más que molesto, dolido. Y le sobran las razones: “Al ver el cariz de los acontecimientos que se producían en el Mall Plaza Quilín por supuesto que nos atemorizamos. Llamamos a los guardias de seguridad del centro comercial y ellos pudieron ver que el incidente era tan serio que no dudaron en solicitar la presencia de Carabineros”.

 

Herrera agrega que “nosotros mejor que nadie podemos entender el amor por los animales, pero todo exceso es malo. Esta organización, Ecópolis, logró no sabemos cómo el apoyo del SAG para acusar al circo Fuentes-Gasca de internación ilegal y de mantener a los animales en una forma que atenta contra su salud y su bienestar. Esas son acusaciones no sólo injustas, sino que derechamente calumniosas”.

 

“También resulta injurioso que vinculen al SAG en todo esta gran mentira, cuando todos sabemos que este organismo realiza una férrea fiscalización. Así que malamente pueden decir que el SAG está coludido con nosotros en un delito que, además, nunca hemos cometido”, añade.

 
El personero circense agrega: “Estando este circo en Viña del Mar se hicieron presentes un fiscal, el SAG y la PDI, que traía sus propios veterinarios. Ellos tuvieron todas las facilidades de la gente del circo para ver a los tigres y, tras revisar los chips de cada uno, para verificar que se trataba de los animales registrados, pudieron examinarlos uno por uno e incluso medir sus jaulas, las que incluso poseen climatización especial. Viendo que estaba todo en orden, todo en regla, nos ofrecieron sus disculpas y se fueron”.

Está molesto Fernando Herrera. Cuando se lo hacemos notar, no le faltan razones: “Creemos que en una democracia como la nuestra Ecópolis tiene todo el derecho a manifestarse, pero lo que molesta es la mentira. Constantemente están calumniando y organizando manifestaciones en contra de los circos por un supuesto maltrato a los animales. No han trepidado en atacarnos físicamente incluso. Porque si en el mall nos arrojaron piedras, otras veces han sido bolsas con pintura o bombas del tipo molotov, poniendo en peligro hasta a los niños que asisten a nuestros espectáculos.

 
Para fundamentar sus acusaciones exhiben pancartas con un elefante o un chimpancé en condiciones deplorables, pero lo que no dicen es que esas son fotos de hace 15 años y ni siquiera se trata de circos chilenos. Son fotos viejas tomadas de circos de Estados Unidos o de Europa. ¿Sabe usted lo que cuesta cada animal, cada tigre de Bengala en este caso? Millones de pesos.

Y tendríamos que ser muy imbéciles para no cuidarlos, porque incluso desde el punto de vista comercial es una inversión. Aparte, también nosotros queremos a nuestros animales, porque llegan a ser como parte de la familia”.

Lanzado, Herrera continúa: “Molesta, además, el doble estándar. ¿Qué hace Ecópolis, que supuestamente ama tanto a los animales, en contra del rodeo, por ejemplo? Se le califica como “el deporte nacional”, pero nadie toma en cuenta lo que sufren los novillos, que terminan con un stress terrible, costillas fracturadas y hasta pulmones perforados por los huesos rotos”.

 
El personero circense no duda en calificar a Ecópolis y otras organizaciones similares de “fanáticos”. Dice: “Los desafío a ellos y a cualquiera a medir las jaulas de estos tigres y verán que son mucho más grandes que las que se utilizan en otras partes. Los desafío a examinarlos, a pesarlos, y que luego los comparemos con los animales que poseen zoológicos como el Buin Zoo, el de Quilpué, el Parque Safari de Rancagua o cualquier otro”.

 
“Otra cosa que nos irrita dice relación con las acusaciones de maltrato permanente al que supuestamente sometemos a los animales. Nuestros animales nacen todos en cautiverio, están con nosotros desde que nacen, así que su noción de libertad no es otra que el circo. No podrían decir lo mismos los administradores o propietarios de zoológicos, puesto que esos animales, en su inmensa mayoría, llegan ahí después de vivir en sus hábitats naturales, en plena libertad… ¿Quiénes son los crueles, entonces?”, se pregunta Herrera.

 
Y concluye: “¿Sabe usted por qué ese día en el Mall Plaza Quilín estaba sólo el camión que transporta a los tigres? Porque no los quisimos trasladar de noche debido al frío. Hasta ese punto los cuidamos. Todo el resto del personal ya se encontraba en Buin. Y por supuesto que estamos dolidos y enojados. Porque esta noticia, que apareció en diversas páginas web, salió a Chile y al Mundo, con todos los perjuicios que ello supone. Es un medio así de influyente y poderoso. También por medio de una página web nosotros nos enteramos que este abogado, el señor Manuel Aburto Contardo, fue procesado en el año 2001 por falsificación de instrumento público siendo notario en Rancagua. A nosotros no nos consta, pero la noticia está, y cualquiera la puede leer en EMOL”.

TERRA, 20 de agosto del 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .