EL CIRCO MUNDIAL VISITA EL HOSPITAL DE BASURTO EN BILBAO

LAS sonrisas de los niños brillaron más que el sol -si es que eso era posible ayer-. Ni el calor pudo doblegar su entusiasmo durante el espectáculo que el Circo Mundial representó en el hospital de Basurto. Este acto ya tradicional de las fiestas supone una alegría para ellos y ayuda a quienes tienen hijos o parientes ingresados a evadirse por unos minutos de las preocupaciones. Pero todo el mundo puede sumarse a la magia del circo. “Están invitados los que siguen un tratamiento, los profesionales del hospital, los que vivan cerca…”, recalcó Pilar Regúlez, directora médica del centro.
Los espectadores corearon las ocurrencias de los payasos, malabaristas y se sorprendieron con la aparición de un tigre blanco. En primera fila la txupinera no perdió detalle de todo lo que ocurría. Aratz Irazabal volvió a lanzar un txupin, cantó y bailó, aunque no pudo acompañar los gritos de los pequeños, más que nada porque está afónica. “No tengo voz desde el sábado. La semana está resultando inolvidable y este acto ha sido lo más bonito. He vuelto a la infancia”, susurró a duras penas. Los estragos de la fiesta. ¡Y lo que le queda!
Sólo por resistir a pleno sol con el uniforme propio de su rango ella y el pregonero, Isidro Elezgarai, ya merecen un monumento. Y la mención especial fue a parar a los trabajadores de Basurto, que no dejaron de repartir agua fresca para que nadie cayera deshidratado. Otros combatieron el calor sahariano como pudieron. Por ejemplo, el alcalde, Iñaki Azkuna, no se separó de su abanico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .