ENTREVISTA A LUIS QUIROS

Luis es un joven de 29 años y representa la quinta generación de una familia de domadores y malabaristas dedicada a la ambulante vida del circo. Aunque nació en Madrid y está afincado en un pueblo de Murcia, él se considera originario de todos los lugares que ha visitado con su espectáculo. Este pasado fin de semana el circo Quirós actuó en Orihuela para ofrecer entretenimiento y parte de la magia que acoge las funciones circenses, y que contó con la presencia del payaso Fofito.

-¿Cuándo comenzó el circo Quirós a ofrecer diversión?

– Fue a finales del siglo XIX y desde entonces exhibimos números propios del circo tradicional, que en la actualidad son combinados con representaciones más típicas del entorno de los niños que aluden a personajes de películas y animación. Muestra de ello es que nuestro circo cuenta con la función del carismático payaso Fofito para rememorar las vivencias de los más mayores y así que los hijos y nietos puedan compartirlas.

-¿Siempre supo que iba a seguir los pasos de sus antecesores?

– Sí. Cuando uno nace y crece en el circo es imposible desarraigarte de esta vida tan entregada al público y unida a la familia. Esta profesión me viene de casta y con quince años ya empecé a tener los primeros contactos serios con los animales. Tomé como ejemplo el trabajo que realizaron mi abuelo y mi padre, que siempre quisieron a los animales y los adiestraron con cariño para hacer de ellos seres afables que supieran comportarse ante el público.

-¿Cómo prepara sus actuaciones?

– Mi trabajo es diario y suelo entrenar con los animales alrededor de dos horas. Ese tiempo varía según el tipo de animal al que me enfrente, puesto que hay variedad en tamaño y aptitudes. Y, como no, me encargo de la alimentación y la atención diaria que necesitan mis animales.

-¿Ha padecido algún accidente debido a su trabajo?

– Afortunadamente no. Pero, mi padre sufrió un importante desgarro en el brazo por la acción de un león. Por regla general, los animales no son feroces pero en la época del celo suelen estar más inquietos.

-¿Qué le motiva a seguir cada día recorriendo kilómetros con su espectáculo?

– Todo el entorno que me rodea. Me gusta esta vida y no la cambiaría por nada. El circo me ha enseñado mucho y las cincuenta personas que trabajamos aquí estamos muy unidas.

-¿Piensa que el circo está en declive?

– Creo que no está lo suficientemente valorado, a pesar de que se encuentra en una situación más cómoda en comparación con años atrás. Las circunstancias tecnológicas y sociales, sumando la competencia de los cines, parques temáticos, la televisión y las videoconsolas han influido en ese descenso de asistencia al circo como otra actividad más de ocio. También, señalaría la mala praxis de algunos domadores y las noticias que ha surgido respecto al maltrato animal.

-¿De qué manera se están renovando las funciones?

– Las modificamos cada cierto tiempo con el fin de incluir novedades. Además, nos hemos adaptado a los avances tecnológicos que pueden mostrarse en el teatro y jugamos con los elementos de puesta en escena. En las actuaciones nunca falta la música, el humo, las luces, números acrobáticos casi imposibles de alcanzar y una variedad de animales muy simpáticos.

-¿Cómo definiría al público de Orihuela y la Vega Baja?

– El público oriolano es muy agradecido y en nuestra agenda nunca falta esta comarca, porque en las cinco ocasiones que hemos actuado aquí siempre nos han tratado fenomenal.
 
LA VERDAD, 22 de septiembre del 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .