EL CIRCO COLISEO DE GIRA POR GALICIA

Tamara de la Torre, “Sava” la joven domadora de fieras del Circo Coliseo

Francisco de la Torre López es un hombre de tez morena y acusado acento italiano que aclara, enseguida, que tanto él como sus padres son españoles. Ahora es el propietario del circo Coliseo, que se encuentra esta semana en la explanada de Fexdega, en Vilagarcía. Procede, como muchos otros empresarios circenses, de una larga estirpe de protagonistas del mayor espectáculo del mundo; y, como le sucede a muchos otros, también sus hijos siguen en la saga.
Su bisabuelo por parte de padre ya tuvo circo; a su abuelo paterno lo mató un león; y ahora una de sus hijas es malabarista con manos y pies, la otra domadora, y el hijo varón, quien pone la voz en las presentaciones. Pero la familia de Francisco de la Torre López incluye también a una veintena de animales, nacidos y criados en cautividad.

Los leones, tigres, osos o camellos que viajan con el Coliseo están llamando poderosamente la atención de los vilagarcianos que pasan por delante de Fexdega, y que incluso llevan hasta allí a los niños pequeños, para que vean a menos de un par de metros de distancia unos animales que por lo general solo habían visto antes en libros o por televisión. De la Torre López es consciente de la existencia de una corriente de opinión contraria a los circos con animales, y aunque comprende sus argumentos no los comparte. “Entiendo que es una minoría, y yo los animaría a que viniesen a ver como tratamos aquí a los animales”.

El empresario afirma que en el Coliseo las fieras son tratadas con cariño y respeto. Y cuenta, de hecho, que tienen un oso de casi 40 años -estos animales no suelen vivir más de 30-, que no trabaja desde hace una década y cuya alimentación le cuesta siete euros diarios. Y ni así se desprende de él.

“Lo mantengo porque le tengo cariño, porque lo tuve desde pequeño, y no se lo doy a nadie porque no sé como lo tratarían”. La vinculación de su familia con los animales es tan estrecha que incluso su hija Tamara, una joven de 20 años cuyo nombre artístico es Sava, escogió el difícil y arriesgado camino del domador, convirtiéndose así en una de las pocas mujeres del circo español que doma fieras.

Francisco de la Torre, que no olvida el accidente con un león que hace muchos años le costó la vida a su abuelo y que sabe lo que es trabajar con animales, pues él mismo tuvo elefantes a su cargo, reconoce que el día que Tamara le anunció que quería ser domadora “me hizo un regalo que no me gustó mucho. Pero es lo que ella quiere, y cuando un hijo quiere algo hay que respetarlo”.

El empresario cuenta que el de domador es un trabajo muy exigente y duro. “Lo primero que hace mi hija al levantarse, cada mañana, es ir junto a los animales. Los limpia, los toca, les habla?” Y ellos son también la última obligación de la jornada, cuando cansada después de la función todavía recorre las jaulas antes de meterse en su camión-casa.

El Ayuntamiento de Viveiro, en el norte de Lugo, se convirtió a principios de este mes en el primero de Galicia que prohíbe los circos con animales. El grupo de gobierno, que dirige el PSOE, fundamentó su decisión en criterios “éticos, sociales y medioambientales y en el respeto a no ocasionar sufrimiento a los animales”. Francisco de la Torre desconocía ayer el acuerdo tomado por este municipio en el que el Coliseo estuvo el verano pasado, al parecer con gran éxito de público.

El empresario responde a los escépticos que tratan a los animales con cariño y respeto -en su opinión, lo peor que se puede hacer con una fiera es aterrorizarla con el látigo- y que se someten a constantes inspecciones del Seprona. Además, está convencido de que estos espectáculos tienen una dimensión educativa. “La mayoría de los ayuntamientos y de la gente quieren circos con animales. Porque si no, ¿dónde tienen que ir las familias para enseñárselos a los niños? Si no es por el circo, solo podrían verlos en los zoológicos de las grandes ciudades”.

Y por si todo esto fuese poco, el propietario del Coliseo declara con contundencia que las fieras son la esencia, la sal de su trabajo. “El verdadero circo es con animales. Hay otros grandes 

espectáculos que no los tienen, pero no son para niños. Son funciones para jóvenes y adultos”.

Fuente: Faro de Vigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .