ARTICULO DE LOS TUTIK CLOWNS EN PRENSA

Los payasos vuelven al circo. Es el caso de la formación donostiarra Gari, Montxo eta Joselontxo, que se embarcan en una gira circense con la formación Nöel de Baiona, que recorrerá distintos municipios de Aquitania durante dos meses y medio, hasta enero, incluidas las “felices” vacaciones de Navidad. Para despedirse de su público donostiarra han programado una actuación hoy, en la casa de cultura de Loiola, a las 18 horas, en euskera y con entrada libre. Ofrecerán su espectáculo “Kontxo, kontxo”.
“Somos tres componentes. Yo soy ‘carablanca’, el payaso listo. Montxo y Joselontxo son los dos payasos ‘tontos’ con la naríz roja, que en el argot del espectáculo se llaman los ‘augustos’. Somos de Donosti. Buno, Joselontxo es nacido en San Pedro, aunque ha desarrollado casi toda su vida en San Sebastián”, explica Garikoitz Muñoz ‘Gari’.
Su ámbito de actuación es Donostia y todo el País Vasco, con espectáculos de una hora, como el que ofrecen hoy en Loiola. “Pero solemos escaparnos al circo cada vez que podemos y con él nos vamos a Francia, Alemania o a distintas ciudades de España”.
En el mundo del payaso clásico no existe el lenguaje políticamente correcto. Se es ‘listo’ o se es ‘tonto’, aunque al final del espectáculo uno se pregunte si no eran más listos los ‘tontos’. “En los últimos años ha habido diferentes tendencias dentro del mundo del payaso. Se ha tirado mucho al clown teatral, al payaso social y al payaso que canta. Nosotros queremos mantener la imagen de cuando éramos pequeños y nos llevaban al circo. Veías a ese trío clásico al que le pasaban una serie de aventuras con las que lo pasábamos muy bien. En el humor, lo enfoques como lo enfoques, tiene que haber una confrontación entre lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer. Eso trae momentos de humor o situaciones cómicas con las que nos reímos luego todos”.
Además de ‘hacer el payaso’ los tres se dedican a otras actividades. Ramón Irizar ‘Montxo’ es un alto técnico en Sanidad, Joxean Malvido ‘Joselontxo’ es profesor en la Escuela Municipal de Música de Donostia y Garikoitz Muñoz ‘Gari’ trabaja en la Oficina de Turismo de San Sebastián. Como destaca Ion Urbieta, director de la casa de cultura de Loiola, los tres son “grandes músicos”.
El año 1995 fue el de la constitución del actual grupo, aunque el proyecto viene de bastante más atrás. Empezó Ramón Irizar, un apasionado de lo payaso. “Desde pequeño le entró el gusanillo y en el colegio en Donostia, con 12 años, ya empezó a hacer actuaciones de payaso. De adolescente montó un grupo con el que empezó a trabajar y durante muchos años trabajó con los Hermanos Donosti”.
Garikoitz Muñoz, al que le gustaba mucho el circo, contactó con Montxo a través de uno de sus hermanos, también amante del circo – los Muñoz son seis-. “Él tenía entonces un contrato en París. Uno de sus compañeros decidió no ir en el último momento y me propuso llenar ese hueco. Se me abrió el cielo. Yo tenía entonces 20 años y dije que sí. Así empezó nuestra relación. Cinco años más tarde, entró Joxean Malvido, y montamos el grupo actual”.
¿Qué aporta el ser payaso? “A nosotros nos da muchísima vida. Cuando estás trabajando en un escenario, en la calle o en un circo, estás creando una situación cómica y ves la cara y la reacción de los niños y la de los padres -este punto es muy importante- lo que ocurre y lo que sientes te da tanta vida que te llena por completo”.
Para Garikoitz Muñoz la reacción de los adultos es especialmente importante. “Algunos payasos están tan orientados a los niños pequeños que, al final, la gente que les acompaña, se aburre un poco o el espectáculo se les queda algo infantil. Nos lo dicen los padres o los acompañantes al terminar el espectáculo: ‘el niño se lo ha pasado muy bien, pero yo me lo he pasado genial’ “.
Buscan que el público se ría. Y cuando lo consiguen son felices. “Suena utópico decirlo pero es así”, apunta Muñoz.
Los tres payaso son apasionados del circo. Joselontxo, más nuevo en estas lides, se ha contagiado de sus compañeros. “Ademas de verlo y disfrutarlo, lo que más nos gusta es trabajar en la pista del circo, eso no tiene parangón”, explica Garikoitz Muñoz. “Es muy diferente a trabajar en un escenario o en la calle. Nos llena mucho. Y por ello arreglamos nuestras vacaciones como podemos y nos vamos a trabajar un mes o mes y medio a un circo de verdad. Con animales, trapecitas, malabaristas y de tournée. Hemos trabajado en Madrid durante varias Navidades, en Valencia y en Pamplona con el Circo Mundial. Trabajamos en Alemania hace 3 años, una experiencia muy enriquecedora. Y este año, desde mediados de noviembre a principios de enero, vamos a trabajar con el circo Nöel por la zona de Aquitania, que tocará también Baiona”.
Rechaza Garikoitz Muñoz los tópicos respecto al circo. “Hay apuestas más modernas y más tradicionales, pero estas últimas son, por goleada, las que más público arrastran. Hay una sensibilidad general acerca de que los animales tienen que ser cuidados, respetados y amados. En al práctica totalidad de los circo que hemos conocido esto es así. Y por eso algunas difamaciones me tocan. ¿Que un león estaría mejor en la selva africana? Pues sí, pero cuando la tenga, porque empiezan a no quedar ni selvas. La doma se consigue hoy con premio y cariño, porque, además, es la única forma”.
La gente del circo es especial. “Es itinerante y no les gusta estar mucho tiempo en un mismo sitio. Los lazos entre ellos son muy estrechos. La apuesta es enriquecedora porque conoces mundo. Nosotros lo compartimos durante un tiempo, aunque nuestra vida es más sedentaria. Tenemos la suerte de probarlo”.

Fuente: El Diario Vasco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .